Fronteras de la ciencia

El 17 de noviembre de 1944, con la II Guerra Mundial enfilando el final de un lustro de enfrentamiento global, el presidente de los Estados Unidos, Franklin D. Roosevelt, escribió al director de la Oficina de Investigación y Desarrollo Científico para pedirle un análisis sobre cómo aplicar los conocimientos desarrollados durante la contienda bélica en época de paz. “Tenemos ante nosotros nuevas fronteras de la mente –le escribió el máximo mandatario norteamericano en su misiva– ...