El futuro de Béjar, a la carta más alta

El arranque del siglo XX fue una época compleja en España. El país se hallaba deprimido tras la pérdida de las últimas colonias de ultramar, agarrotado en la parálisis de un marco político inestable, heredero del turnismo de la Restauración y preso de un sistema caciquil, aspectos a los que se unían, y a la vez alimentaban, los problemas sociales, las tensiones en el Ejército, el ascenso del movimiento anarquista y de los nacionalismos periféricos. Béjar ...